jueves, 12 de mayo de 2011

París, kitsch y primavera

hace un calor tímido pero certero
y asoman clavículas preciosas
por balcones de poliéster
tantas palomas tantas flores tantos niños
como siempre: no es
una de esas primaveras contestatarias
(de esas ya no quedan)
que le explotan a uno en la cara
en atentado meteorológico - qué susto
es más bien una alegoría cursi
del brillo que le sale a la gente de la piel
en el metro en particular, qué cosas
porque fuera el sol lo apaga
por límpido, por agorero
hay más primavera en las camisas
y en las tiendas de juguetes chinos
que en el redescubirmiento estacional
de las mismas palomas flores niños


la primavera como bandera
ha asesinado a los pajaritos

No hay comentarios:

Publicar un comentario