miércoles, 2 de marzo de 2011

París no se acaba nunca

París no se acaba nunca.
Enrique Vila-Matas
ven, vamos a contemplar
esta ciudad sin puertas
ni cortinas caben entre las calles
y estos chaflanes interminables
giran en gris espiral

descansa, que mañana
será tiempo de salvar el mundo
de hacer gárgaras con el vino
de esta ciudad que amanece
dos o tres veces al día

acelera, que no dará tiempo
de cruzar tantos andenes
de recorrer tantos túneles
que conectan con otra parte:
quizá así sea mejor


- Posted using BlogPress from my iPhone

2 comentarios:

  1. "y estos chaflanes interminables
    giran en gris espiral"

    Solamente he estado dos veces en París (una menos de diez horas), la conozco poco; pero ratifico que estos dos versos transmiten muy bien lo que se siente en medio de las interminables calles de edificios señoriales. Un gran poema a París.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar