martes, 2 de marzo de 2010

Ojos abiertos

Eres un niño dormido
que me cuida sin quererlo,
un poco invierno, un poco tardío:
para todos los demás
                    corazón ciego.

Suenas a novedades
con los ojos bien abiertos.
Lo que me enseñas, lo que sabes,
lo que representas,
                  lo que represento.

Cuando no puedo oírte
decido replegarme, y te leo.
Y lo que he, lo que hemos hecho
es por casualidad
                   estar de acuerdo.

1 comentario: